La disparidad aduanera amenaza a la Unión Europea

El Tribunal de Cuentas Europeo ha lanzado un nuevo aviso: no se está haciendo lo suficiente, en materia de armonización de aduanas, para proteger los intereses financieros de la Unión Europea.

Aunque recientemente se han logrado avances positivos, subrayan, “el diseño de las normas de la UE no es suficientemente eficaz como para garantizar que los Estados miembros efectúen una selección uniforme de las importaciones que han de someterse a control”.

A través de un comunicado, bajo el título ‘Controles aduaneros: la armonización insuficiente es un obstáculo para los intereses financieros de la UE’, los auditores han denunciado que la manera en la que los Estados miembros aplican las normas es muy heterogénea, lo cual “puede permitir a los operadores elegir los puntos de entrada a la UE con niveles de control más bajos”.

De esta forma, “algunos no someten todas las declaraciones al análisis de riesgo exigido” haciendo que, tal y como explican, “posiblemente no se dé la debida prioridad al control de las importaciones que presentan mayor riesgo”.

Unificación de criterios

“Para evitar que los importadores defraudadores eludan el pago de derechos de aduana eligiendo los puntos de entrada fronterizos con menor nivel de control, los procedimientos de selección de los controles deben aplicarse de manera uniforme en toda la Unión Aduanera» afirma Jan Gregor, miembro del Tribunal responsable del informe.

La Unión Aduanera es importante para el comercio de la UE, y los derechos de aduana sobre las importaciones constituyen una fuente significativa de ingresos del presupuesto de la UE. La Unión Europea tiene la obligación legal de garantizar que los Estados miembros apliquen los controles aduaneros de manera similar.

Nuevos pasos para la armonización

Con el fin de armonizar las modalidades de selección de las importaciones que han de someterse a control, la Comisión ha adoptado recientemente un marco de riesgo financiero aduanero, integrado por normas, criterios comunes y orientaciones.

Refrendado por el resto de los miembros, los auditores reconocen que la aplicación de esta ‘herramienta’ supone un avance importante, aunque critican las normas, porque no definen bien el concepto de riesgo y son demasiado flexibles, lo que deja a los Estados miembros demasiada discrecionalidad para reducir los controles. Por otra parte, le faltan elementos importantes, como un análisis a escala de la UE de las importaciones, técnicas apropiadas de extracción de datos, y métodos para abordar los riesgos financieros para las importaciones por comercio electrónico.

Por todo ello, los auditores han recomendado a la Unión Europea, con el fin de eliminar posibles amenazas y competencias desleales, que logre una aplicación más uniforme de los controles aduaneros y desarrolle y aplique una auténtica capacidad de análisis y coordinación en toda la UE.

C de Comunicación


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu