Carga rescata a aerolíneas comerciales

Ante las pérdidas económicas por la falta de operaciones debido al cierre de fronteras por la pandemia de COVID-19, algunas de las aerolíneas comerciales activaron “su plan de vuelo” hacia el negocio de la carga, lo que significó la sobrevivencia

Recientemente, la española Iberia configuró uno de sus aviones Airbus A330/300 a carguero, con el objetivo de adaptarse a la nueva situación del mercado y aprovechar todas las oportunidades en dicho sector.

Sólo durante los primeros meses de la pandemia por COVID-19 la compañía dedicó su actividad casi en exclusiva a los vuelos de repatriación y de transporte de carga sanitaria, en un momento en que era urgente el abastecimiento de estos materiales.

"Se espera un incremento del tráfico de carga en los próximos meses y es una oportunidad que debemos intentar aprovechar. En las circunstancias actuales tenemos que adaptarnos mejor que nunca a lo que demande el mercado y esta operación nos va a permitir una mayor diversificación de nuestras fuentes de ingresos y seguir generando actividad para nuestros empleados”, comenta María Jesús López Solás, directora comercial de Iberia.

International Airlines Group (IAG), uno de los mayores grupos de aerolíneas del mundo y que cuenta con una flota de 598 aeronaves que vuelan a 279 destinos y transportan a unos 118 millones de pasajeros cada año, y controladora de la firma española, registró a través de su división de carga ingresos en el tercer trimestre de este año por 917 millones de euros (mde), un aumento del 11.2% frente a igual periodo de 2019, impulsado por vuelos adicionales para contribuir al transporte de productos médicos y suministros esenciales.

“La rentabilidad ha sido favorable en comparación con el año pasado y muestra el cambio en el suministro de capacidad y demanda del mercado. El entorno de rentabilidad sólida actual nos ha permitido ampliar nuestros servicios y abrir mercados que anteriormente estaban cerrados. La rentabilidad también ha estado respaldada por nuestra combinación de productos”, declara la consejera delegada de la compañía, Lynne Embleton.

Mientras que la estadounidense Delta obtuvo en abril la aprobación de la Administración Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés) para utilizar el espacio del compartimento superior de las aeronaves de fuselaje ancho para carga, con lo que aumentó su capacidad para satisfacer la creciente demanda de transportar bienes esenciales en todo el mundo durante la emergencia sanitaria.

T21


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu