Bruselas da siete meses más de plazo a Iberia para demostrar su españolidad ante el Brexit

Extiende hasta el 24 de octubre de 2020 el período para demostrar que el 51% de su control efectivo recae en un estado miembro en caso de Brexit

Siete meses adicionales. Ése es el plazo que la Comisión Europea ha aprobado este miércoles para que las aerolíneas controladas mayoritariamente por capital británico reorganicen su estructura accionarial si quieren seguir volando con normalidad tras la consumación del Brexit. Tal y como adelantó ayer EL MUNDO, el Colegio de Comisarios dio luz verde a una batería de medidas de preparación para el caso de una salida de Reino Unido sin acuerdo el próximo 31 de octubre. Entre ellas, un cambio en las fechas que estaban previstas en decisiones anteriores para el 30 de marzo del próximo ejercicio, y que afectan a sectores como el transporte, la pesca o el Presupuesto Europeo.

En la actualización, que tiene en cuenta las prórrogas ya concedidas en el pasado a Londres, se apunta al caso de Iberia, cuya situación lleva siendo un quebradero de cabeza desde hace meses para Madrid y Bruselas. Si hay una salida abrupta de la UE, las autoridades europeas han previsto una serie de medias de contingencia y plazos excepcionales, y gracias a ello las aerolíneas tendrán de plazo hasta el 24 de octubre de 2020, "reflejando la lógica y la duración de la regulación original", dice el documento aprobado. ¿Qué supone? Que Iberia o Vueling, que forman parte del grupo IAG, disponen de plazo hasta entonces para aprobar los cambios accionariales necesarios o para convencer a la Comisión de que los previstos van a ser suficiente, y que el capital será mayoritariamente comunitario una vez que Reino Unido consume su partida.

Si no es así, se aplicarían las restricciones para las empresas de terceros países, que suponen que las aerolíneas podrán fletar vuelos entre Reino Unido y la UE, por ejemplo, pero no entre dos ciudades comunitarias. Ni tampoco aquellos que implican escalas.

La cuestión lleva mucho estancada y es objeto de máxima preocupación y discreción. "La Comisión ha contactado con las autoridades nacionales responsables y en algunos casos ha mostrado sus dudas sobre el hecho de que los planes propuestos aseguren el cumplimiento de los requerimientos de la UE", se lee en la comunicación de Bruselas. Pero los portavoces comunitarios se cierran a comentar si es referencia explícita a Iberia, a pesar de que todas las flechas apuntan en esa dirección.

https://www.elmundo.es


Comparte esta información en tus Redes Sociales:
Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Compartir en Linkedin  Compartir en Googleplus


Tags



menu
menu